ee

domingo, 8 de enero de 2012

Una paradoja sin sentido

El biocombustible se presentó como la gran alternativa a los combustibles fósiles, una forma de cambiar el petroleo en los automóviles. Combustible ecológico, bueno sí, la mayoría de los ecologistas pensamos que podía ser la solución, pero llevado a la practica y tras unos pocos años del invento hay que llegar a la conclusión que se ha cometido un error y que habrá que investigar el impacto de los coches eléctricos y los que funcionan con otro tipo de combustible porque el bioetanol y el biodiesel está costando no sólo la desforestación de amplias zonas verdes ya castigadas desde antes como Borneo, amplias zonas de Indonesia, más rapidez en la desforestación del Amazonas y otras zonas de América latina; además de más hambruna a zonas del planeta ya empobrecidas con un encarecimiento de sus productos básicos en alimentación. La mayor demanda de productos para ser transformados en biocombustible ha disparado los precios en los mercados y muchos países no pueden competir. Está bien que luchemos contra la contaminación, que busquemos alternativas pero cuando nos equivocamos en una opción hay que ser valientes y reconocerlo. El bioetanol y biodiesel procedente de productos vegetales no es solución a una demanda masiva como la que se ha producido. Rectificar es de sabios ¿no?, pues rectifiquemos y sigamos buscando. DESCONECTA LA MÚSICA DEL BLOG PARA VER LOS VIDEOS, PULSA PAUSA EN EL REPRODUCTOR.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Es muy típico de nuestra especie, primero para conseguir que se concienciaran las industrias y los gobiernos costó Dios y ayuda; ahora se descubre que puede ser peor el remedio que la enfermedad.
También espero y deseo que no se tarde tanto en darse cuenta del problema y desaparezcan los biocombustibles antes de que desforestemos las pocas zonas verdes que nos quedan y mientras tanto se agrava el cambio climático, en España no llueve y los pantanos acusan las temperaturas tan altas.
Me gusta tu blog, ha sido un placer la lectura.

Maria Antonia dijo...

Pues es urgente que rectifiquemos, hay que plantar árboles para intentar frenar la desertización. Los bosques con las temperaturas tan altas y la falta de lluvias, sobretodo en España es un drama cada verano.
No se está repoblando y sólo faltaba este tema para que perdamos los escasos pulmones verdes que le quedan al planeta, es cierto que el tercer mundo tiene que desarrollarse y que el los países más desarrollados no tiene derecho a pedir que se mantengan en el atraso para no encontrarnos los demás perjudicados, siempre he creído que una posible solución al exterminio del Amazonas y otras extensas zonas verdes es un canon, un impuesto que les permita a ellos el desarrollo sin que el resto de la humanidad perdamos una riqueza tan básica e imprescindible.
Por supuesto urge terminar con ese combustible.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails